30 antes de los 30



¿Que si vi el video de Priscila Dragón Talavera sobre los 30 libros que estará leyendo antes de que cumpla 30? Vi el video de Priscila Dragón Talavera.




¿Por qué he decidido leer estos 30 libros antes de cumplir 30 años? Lo he pensado mucho, muchísimo. Tengo bastantes libros en físico, así como también en el Kindle, pero estos son los que ya me gritan READ ME! La mayoría han estado en mi TBR desde hace mucho tiempo (solamente compré tres este año khá?) y he decidido  comenzar con las relecturas un mes antes de mi cumpleaños 29, ya que no quiero que mi tiempo vaya a estar en juego (la loca de moi quiere escribir su libro para graduarse de su maestría *muérome*). 

Estuve tratando de organizar esta lista desde entonces y este es el resultado. (A excepción de los libros de Sarah J. Maas y el de Eduardo Galeano, la tómbola virtual escogerá qué será lo que leeré). 

Primeras lecturas (en español):
  1. La sangre de los libros de Santiago Posteguillo
  2. Los hijos de los días de Eduardo Galeano
  3. Ojos de perro azul de Gabriel García Márquez
  4. Poesía completa de Alejandra Pizarnik
  5. Unorthodox: Mi verdadera historia de Deborah Feldman 
  6. Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas de Amalia Andrade
  7. Frankenstein de Mary Shelley
  8. Monólogos de la vagina (The Vagina Monologues) de Eve Ensler
  9. Un cuento oscuro (Uprooted) de Naomi Novik
  10. Espadas como labios de Vicente Aleixandre
  11. Comunidad terapéutica de Iveth Luna Flores
  12. Ficciones de Jorge Luis Borges
  13. Mal de amores de Ángeles Mastretta
  14. A donde tú vayas, iré de Victoria Dana
  15. El fabricante de muñecas de R.M. Romero
  16. Cuando te vuelvas real de Horacio Garduño
  17. Gabriela, clavo y canela de Jorge Amado
  18. El gran Gatsby (The Great Gatsby) de F. Scott Fitzgerald

Primeras lecturas (en inglés):
  1. Kindred de Octavia E. Butler
  2. Beloved de Toni Morrison
  3. How to Be a Woman (Cómo ser mujer) de Caitlin Moran
  4. Brave New World (Un mundo feliz) de Aldous Huxley
  5. Useless Magic de Florence Welch
  6. Heartless de Marissa Meyer
  7. Gone Girl (Perdida) de Gillian Flynn
  8. The Help (Criadas y señoras) de Kathryn Stockett
  9. A Court of Frost and Starlight (Una corte de hielo y estrellas) de Sarah J. Maas
¿Los alcanzaré a leer todos? ¿O aunque sea la mayoría? He ahí la cuestión.

Reseña de libro: Y por eso rompimos de Daniel Handler






Por algo rompimos. Y por eso leí este libro.

El título me capturó de inmediato, pero cuando supe de la existencia de este libro no me atreví a leerlo porque mi última relación había llegado a su fin de manera reciente. Qué bueno que me aguanté, sino creo que hubiera llorado a mares.

Siento que este libro lo hubiera escrito yo de haber tenido una relación como la que tuve pero estando en la adolescencia. Min y yo tenemos contamos con el mismo tipo de sentimentalismo a la hora de reclamar y de contar las cosas. ¿Quiere decir que guardo cosas que  parece carecen de importancia? La verdad sí.

La manera en que Daniel Handler escribió la historia me pareció original y las ilustraciones fueron el complemento perfecto, ya que logró encapsular el fin del mundo de una adolescente con el corazón roto. Aún así, hubo partes en que las descripciones se me hicieron muy adultas, no por el contenido, sino por la manera en que fue redactado. Yo creo que por eso continué enganchada.

Esta es una carta de despecho, de despedida, de la que no se espera respuesta ni reconciliación. Y hay una parte en que se siente que es uno mismo quien está pasando por una ruptura. Tal vez porque el despecho es tan crudo, que te hace remontar a aquellos tiempos desesperados.

Sin embargo, no pude darle más de tres estrellas. A pesar de que la pluma de este hombre voló de maravilla, no logré sentir que los personajes tuvieran alma; siento que se le dio más importancia a los objetos presentados y a las circunstancias alrededor de ellas en vez de hacer que el carácter tanto de Min como de Ed tomaran forma. De lo contrario, creo que se habría vuelto mi libro favorito del año.


DANIEL HANDLER es un escritor estadounidense. Es autor de novelas para adultos, guiones de películas y narraciones infantiles, y se dedica también a la interpretación del acordeón. En algunas obras utiliza como seudónimo Lemony Snicket, que es también el nombre de uno de los personajes en dichas obras.







Ese maldito hábito



   Nunca le has importado a nadie. Siempre lo supiste. Pero tu mamá, que te tomaba como una persona admirable, no.
   En el lugar solo están tu madre, tu hermana y tu cuñado. La multitud que apareció para despedir a tu padre solo ha quedado en un recuerdo; no da señas de aparecer. 
   Tu hermana no recordó cuáles son tus flores favoritas y acabó comprando rosas. Tu mamá intenta rezar un rosario, cosa que nunca ha sabido hacer sin que la guíen y a pesar de que le suplicaste que no lo hiciera porque la religión no es de tu agrado. Tu cuñado está ahí porque tiene que estarlo.
   Tu deseo de volverte árbol después de morir no se cumple porque no ahorraste lo suficiente para ello y terminas a tres metros bajo el suelo, lejos de la tumba de tu padre porque nadie había anticipado lo que pasaría. El mariachi toca una canción que no conoces; tus gustos se limitan a bandas sonoras de películas o canciones en inglés. El entierro termina. Tu mamá deja de rezar incoherencias y se la llevan, llorando. Y estás justo como siempre has temido que te dejen: sola. 
   Ah, ese maldito hábito de pensar en morir.

Fan fiction como forma de representación de la comunidad LGBTTTIQA+

 


The 100 pudo haber logrado una buena representación de la comunidad LGBTQ+, pero optó por un final nada sano, dejando a aquellos fieles seguidores sin un atisbo de esperanza para sus personajes favoritos.


¡Mira el artículo completo publicado en Multifacética!


Nota: Es la primera vez que me publican en otro lado, así que estoy mega feliz :)

Reseña de libro: Instrucciones para cruzar la frontera de Luis Humberto Crosthwaite



“Todos somos la misma frontera, pero la mía es la madre de todas ellas”.


   La literatura de la frontera es un concepto relativamente nuevo, en el cual diversos autores han decidido dejar claro que en México existen lugares en donde diferentes idiomas, costumbres y personas convergen mientras se encuentran en la búsqueda de algo mejor o que por azares del destino se encuentran en modo de espera, por lo que “estos narradores norteños buscan separarse” (Parra, 2015) y crear su propia identidad.
   La frontera que nos atañe es Tijuana, la amenaza para la cultura nacional, la ciudad más poblada del estado de Baja California, la ciudad en donde hablar inglés se ve bien y donde cruzar la línea es el martirio del que cruza y del que no por el bendito tráfico de las glorietas y de la Vía Rápida. 
   La frontera es todo un concepto tanto físico como metafórico, un concepto que ha cambiado de significado espacial a lo largo de los años y que este dependerá de qué lado de la barda se encuentre uno. 
   Crosthwaite escribió de una manera natural, hizo que las historias resultaran de lo más cotidianas, demostró cómo se lleva a cabo el cruzar al otro lado sin que se convierta en una historia de película, habló de lugares reconocidos en la ciudad y también jugó con la manera de relatar, hizo que no se tratara simplemente de descripciones y diálogos, sino que también utilizó listas, oraciones y parodias.
   Para comenzar, Recomendaciones y El largo camino a la ciudadanía son de los textos más divertidos y que casi se podría decir que demuestran el antes y después de llegar a Estados Unidos. Por un lado tenemos al autor diciendo no vayas y por el otro te muestra una manera de quedarte en el país gringo.
   Crosthwaite prácticamente grita esto es Tijuana, esto es lo que hay y así es como en verdad pasan las cosas: cruzar la frontera es toda una hazaña, eso es sabido en todo el país, pero algo que no conocen tan bien es que esperar dos horas en la línea para cruzar puede ser tan peligroso como cruzar nadando. El autor prácticamente describe en La fila uno de los actos más cotidianos en la vida de un tijuanense, el ir al otro lado a trabajar, a comprar algo, o nada más cruzar por el hecho de cruzar, y de manera legal, así como también lo tedioso que puede ser el papeleo en El suave ritmo que hay en sus pestañas. Sin embargo, lo relevante es que habla de la posibilidad de cruzar. No vemos las dificultades típicas de pagarles a los polleros para pasar por desierto y aun así vemos cómo alguien puede perder la cordura por un poco de calor al estar formado en el carro esperando su turno para ir a Chula Vista. Eso casi resulta irónico.
   Hay por supuesto un cuento que menciona las dificultades que muchos de los mexicanos de clase baja tienen en busca de esa extraña tierra de libertad.  Muerte y esperanza en la frontera norte relata el recorrido de un grupo que busca polleros para cruzar y cómo es su travesía vista desde el punto de vista estadounidense y mexicano. Aquí es donde uno comienza a considerar a buscar culpables de pérdidas humanas, que si por el operativo Gatekeeper, que si por la terrible economía de nuestro país, cómo de todas maneras esto no detiene a nadie y que es algo que pasa todos los días.
   Así mismo, de la forma en que hay un enfoque físico en lo que se refiere a frontera, también lo hay en el sentido metafórico, como se da en el caso de El hombre muerto pide disculpas. No hay mención de que la persona se encuentra viviendo en una frontera, pero los límites del espacio personal se ven violados en el momento en que uno de los personajes confiesa que va a matar al otro; aquí Crosthwaite describe cómo un arma divide la vida de una persona: “Pienso en el arma, un bulto imperceptible, una frontera que insiste en separarnos y señalar nuestras desigualdades”. 
   Sin importar qué tan diversa o heterogénea pueda ser la ficción fronteriza, esta siempre tendrá una característica en común y es que el espacio fronterizo siempre va a dejar una huella en los textos. Otros ejemplos de esto son Plumita consentida, plumita de mi vida, en donde se ve un poco de la manera de hablar de la región, Mínima historia, cuya redacción se da por medio de oraciones y sin otorgarle nombre a los personajes, Todos los ángeles extraviados, en donde además de numerar los párrafos se hace mención a alguien de otra nacionalidad, lo cual no es algo extraño y Diez minutos de futuro, la cual está dividida por largos párrafos y sin puntos. A pesar de que el tema de la frontera no es el tema principal, nos muestra que las tramas se desarrollaron en la ciudad, ya que una de ellas llega a mencionar a la Vía Rápida y otras dos el trabajo en las maquilas.
   A pesar de que tenemos grandes ejemplos que muestran el lugar en donde se desarrolla la historia, incluso de manera explícita, el alma de Instrucciones para cruzar la frontera refleja a la misma primordialmente en los cuentos La silla vacía y Ambiente de fiesta en la playa, los cuales son totalmente distintos entre sí en cuestión de redacción, pero que marcan firmemente lo que es vivir en esta frontera.
   En Ambiente de fiesta en la playa puede parecer el escenario más chistoso para retratar a la frontera y sin embargo es la descripción más precisa que pudo haber dado Crosthwaite sobre cómo luce el lugar en donde comienza/termina la patria:

“Así es la esquina noroeste de Latinoamérica
(1) un muro de metal
(2) un faro
(3) un obelisco
(4) una plaza de toros
(5) unos escusados”

   En el mismo hay diversas historias que son dignas de contar porque ¿en dónde más sucede eso? Bodas celebradas con la novia aquí y el novio allá, ballenas que prefieren morir en Tijuana porque Estados Unidos se ve solitario, hombres que aparecen muertos y que pueden ser fácilmente identificados a pesar de no traer documento alguno, simplemente por el color de la piel. Eso es Tijuana en un fin de semana cualquiera. 
   En lo que se refiere a La silla vacía, nos encontramos además con un juego en donde se toman elementos de la realidad para acomodarlos y crear algo estético. En el presente, el autor decide contar la historia solamente a través de diálogos, pero los mismos no se dan precisamente entre tres personas comunes y corrientes, ya que se decidió por humanizar a la frontera. La frontera tuvo voz y sentimientos e incluso da entender que podría tratarse de alguien del género femenino. Dos personajes hablan con ella y esta cuenta que siente que alguien la calla y de cómo ella misma es quien mantiene a alguien encerrado. Es una representación excelente entre un psicólogo y su paciente que buscan el porqué del miedo y de cómo enfrentarlo.
   Un último ejemplo estético sería Corriendo hacia el fuego, ya que su redacción repetitiva podría asemejar a una canción.
Instrucciones es un libro que puede parecer arriesgado por su temática y por su estilo, sin embargo todas las características que se resaltan de la obra corroboran lo que menciona Parra (2015): “los narradores norteños […] plasman las diferencias de lenguaje, de pensamiento, de idiosincrasia, de clima, de paisaje y de atmósfera que demuestran que este país es muchos países, y que cada uno de ellos cuenta con particularidades que lo distinguen de los demás”.


LUIS HUMBERTO CROSTHWAITE es autor de una obra literaria que presenta el lado insospechado del habla, los personajes, las mitologías y los escenarios de distintas regiones del norte de México. Entre sus novelas destacan: Idos de la mente, Aparta de mí este cáliz o Tijuana: crimen y olvido. Ha sido traducido y publicado en México, Estados Unidos y el Reino Unido.


Joanne



"¿Cómo quieres ser recordada? Como alguien que hizo lo mejor con el talento que tenía".


Al igual que millones de personas alrededor del mundo, he amado todo lo que Harry Potter ha representado para mí desde hace unos veinte años, como mi gusto por leer y escribir, así como las amistades forjadas a lo largo del tiempo. Sin embargo, las actitudes de su autora me han recordado el cómo he venido analizando en los últimos meses el tipo de mensaje que ha compartido y la forma en que nosotros, como fans, hemos visto un cambio en nuestra forma de pensar respecto a su persona, una cosa que ella, curiosamente, nos supo guiar, como el identificar a las personas que son carentes de empatía, a quienes no sienten amor o amistad y cómo comportarnos al respecto.

Hace unas semanas, J.K. Rowling utilizó la plataforma de Twitter para mostrar su postura sobre personas de la comunidad LGBTQ+. La autora de Harry Potter ya había encendido las redes con el apoyo dado a Maya Forstater, una investigadora que perdió su empleo por publicar que las personas no pueden cambiar su sexo biológico y que las mujeres trans “no pueden describirse como mujeres” (2019). Además de lo anterior, este verano, precisamente durante el mes del orgullo gay, Rowling llegó a los encabezados después extender su inconformidad al no escribirse la palabra “mujer” en artículo de opinión que hablaba sobre las personas que menstrúan. ““Personas que menstrúan”. Estoy segura de que había una palabra para esas personas. Alguien ayúdeme. ¿Wumben? ¿Wimpud? ¿Woomud? (refiriéndose a la palabra mujer en inglés)” (Rowling, 2020). 

Dado su antecedente, este pequeño comentario exaltó al público, tanto de la comunidad LGBTQ+ como a los que no pertenecemos a ella, porque a nuestro punto de vista, el eliminar a las personas que menstrúan y referirnos solamente a las mujeres, es discriminar a aquellos que no lo son y que tienen que lidiar con ello, como a aquellas personas que están pasando por una transición y que aún menstrúan, así como a aquellas personas que se consideran no binarias. Se les invisibiliza sin necesidad de ponerles una capa de invisibilidad encima.

 Así es como Joanne Rowling ha terminado igual o más odiada que uno de sus personajes de la saga; se ha convertido en una Dolores Umbridge, una mujer intolerante, antipática y racista, mostrando lo que podría ser su faceta como una feminista radical trans-excluyente (TERF por sus siglas en inglés). Según los periodistas Miller y Yasharoff (2020), basándose en la definición de The Urban Dictionary, una TERF es aquella persona que “niega la humanidad de la persona transgénero y que van en contra de lo que la comunidad médica ha aceptado respecto al hecho científico sobre sexo y género”.

En relación a lo anterior y de acuerdo a The Trevor Project (2020), una organización estadounidense sin fines de lucro que se enfoca en los esfuerzos de prevención de suicidio de la comunidad LGBTQ+, sexo se refiere a “la clasificación que una persona recibe al nacer, ya sea masculino, femenino o intersexual”. Mientras que género es “nuestra comprensión y experiencia de nuestra propia identidad”, por lo que es posible que muchas personas se sientan confundidas por ambos términos.

Al respecto, la autora decidió defender su postura diciendo que ha estado muy al pendiente de la comunidad trans, que ha conocido y leído sobre ellos y sobre especialistas del tema debido a que quiere estar al tanto de lo que una mujer joven, como la de sus últimas novelas, estaría interesada en saber, así como también muestra su preocupación por las personas que quieren hacer una transición a pesar de ser muy jóvenes. Además, alude a que por errores del uso de Twitter se han generado malentendidos y que ha sido víctima de la cultura de la cancelación y de diversos insultos por parte de fans y de personas de la farándula.

Daniel Radcliffe, actor que le dio vida al personaje de Harry Potter, respondió a los tuits de la autora precisamente en The Trevor Project, defendiendo la ideología de que las mujeres transgénero son mujeres. “Cualquier declaración que diga lo contrario elimina la identidad y dignidad de las personas transgénero y va en contra de las sugerencias de las asociaciones profesionales de la salud” (Radcliffe, 2020).

De una misma manera controversial, la autora ha recurrido al queerbaiting, un término que se utiliza para referirse a los autores, escritores o productores que intentan atraer a la audiencia LGBTQ+ al dar pistas sobre una posible relación del mismo sexo entre personajes (Mitchell, 2018) pero en donde no hay confirmación o en donde los personajes terminan siendo heterosexuales a pesar de haberse visto lo contrario. 

Por ejemplo, esto puede apreciarse en su libro y obra teatral Harry Potter y el legado maldito, en donde sus personajes principales Albus Potter y Scorpius Malfoy muestran afinidad y cercanía, pero que, por medio de un solo diálogo, la magia se pierde y uno de los personajes muestra de pronto una atracción hacia un personaje femenino. Del mismo modo, recuerdo aquel entonces en que dijo que Dumbledore era gay (2007), pero que porque los gays se ven como todos los demás había decidido no agregarlo al canon. Para mí y para muchos fue una revelación en un principio; en aquel entonces todavía no comprendía la importancia de la representación y, para mí, ella ya había hecho una inclusión y un gran cambio, pero, ¿solamente un personaje gay en un universo tan grande? 

Pero Rowling supo cómo seguir ganándose a muchos, incluyéndome, con ese argumento a través de los años, así como también nos ganó por responder de manera inteligente y sarcástica que caracteriza a las personas británicas. Aprovechando esto, sacó más material relacionado con el universo mágico cinematográfico, Animales fantásticos, en donde el personaje icónico de Dumbledore vuelve a aparecer, pero de manera visual distinta: joven, buen parecido, dejando atrás las grandes capas de mago para utilizar algo más moderno, de acuerdo al contexto de las películas.

Al ver esto, inmediatamente la comunidad mostró interés, ya que esto supondría que, al ver la juventud de Dumbledore, podríamos ver la relación gay que Rowling (Kieffer, 2019) vendía como “increíblemente intensa” y “apasionada”. Sin embargo, se aclaró que el personaje no iba a mostrarse explícitamente gay.

Siendo una de millones, siento decepción al ver que uno de los personajes más importantes de la literatura actual haya decidido usar su plataforma para decirle al mundo que no acepta que una mujer trans no es una mujer. Es inimaginable pensar en el sentir de las personas que son fans de la saga y que se vieron resguardadas todos estos años en un mundo mágico mientras su autora favorita les da la espalda. 


Una vez le llegaron a preguntar cómo le gustaría ser recordada. Ella respondió hablando de su innegable talento para escribir. Lamentablemente, será recordada como aquella persona que decidió atacar a un importante sector con un Avada Kedavra lanzado a traición. A los que a pesar de que nos cambió la vida y que tendremos a Harry en nuestro corazón por siempre, no nos queda más que lanzar, más que hechizos de protección, llamadas de atención, tuits, apoyos económicos, firmas de peticiones, campañas de concientización, así como estar dispuestos a preguntar, aprender y enseñar. 

Book Review: Writers and Lovers by Lily King




This is the story of Casey Peabody, a 31-year-old woman who has lost her mother and has been through a breakup recently. Casey has been writing a book for six years and has been trying to finish it while she breathlessly works as a waitress.

As the story unfolds, we can see how she has to deal with her lifelong friends that are getting married and start to have the lives they're supposed to have because of their age. King accurately describes that being over 30 doesn't mean your life's solved but actually starting; the character struggles mentally, financially, and romantically.

The first half of the book was really slow-paced for me compared to the second half, which is important somehow since you can feel the anxiety and hopelessness Casey has. Throughout the book, we can see more characters, like Oscar, Silas, Muriel, Harry, Caleb, and Adam but none of them has enough development. I still celebrate Muriel, Harry, and Casey's friendship, though, but I disliked completely one of her romantic relationships completely; I never liked the way he always referred or talked to her at all. Also, I felt as forced as she felt it.

Writers & Lovers isn't for everyone, maybe that's why I felt I wouldn't finish it. What totally makes it up are the parts about writing. King completely nailed it, at least when it comes to amateur writers like me, I don't know about the rest. She talks about the fears and expectations that come with it with the right words, and I know that more than one will feel identified with those quotes.

I could read this book thanks to NetGalley ;)


LILY KING grew up in Massachusetts and received her B.A. in English Literature from University of North Carolina at Chapel Hill, and her M.A. in Creative Writing from Syracuse University. She has taught English and Creative Writing at several universities and high schools in this country and abroad. Lily's new novel, Euphoria, was released in June 2014. It has drawn significant acclaim so far, being named an Amazon Book of the Month, on the Indie Next List, and hitting numerous summer reading lists from The Boston Globe to O Magazine and USA Today. Reviewed on the cover of The New York Times Book Review, Emily Eakin called Euphoria, “a taut, witty, fiercely intelligent tale of competing egos and desires in a landscape of exotic menace.”

Reseña de libro: Apología de la brevedad de Elizabeth Villa



Apología: f. Discurso de la palabra o por escrito, en defensa o alabanza de alguien o algo.

Elizabeth Villa recurrió a la minificción para mostrar aquellos detalles que están presentes en nuestra vida diaria. 

Si bien hay un par de textos que pudieron estar más cortos, la apología se hace presente con una voz que termina siendo muy característica en la autora, lo cual es difícil de lograr en los textos de este género.

Mi favorito fue "Tarde", definitivamente.


ELIZABETH VILLA es licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la Universidad Autónoma de Baja California y Maestra en Literatura Mexicana por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. En el 2007 recibió una mención honorífica en la categoría de cuento con Diez minificciones sin moral ni moraleja en el Premio Filosofía y Letras convocado por la BUAP.